ElDeDalt

miércoles, 19 de diciembre de 2012

¡Sonríe!

Hola! Es media semana. Se acerca lo mejor. Tengo que decir que, por ahora, todo está saliendo sobre ruedas, Tortugas. Supongo que a vosotras también; si no es así, escuchad música. A mi me sirve, no sé como lo hace, pero me alegra. Bien, tengo que decir que me gustaría comentar que esta semana ha sido tremendamente especial en el blog.

En primer lugar, el grupo de Tortugas que he conocido. Sois fantásticas, de verdad, ha resultado un placer conoceros. Mi día es una conversación contínua de WhatsApp con ellas. Resulta curioso, pero en realidad, son valiosísimas. Gracias Tortugas. No puedo decir nombres porque seguramente se me olvidaría algunos (muchos de ellos aún desconozco), pero sabéis que me refiero a vosotras, y valéis mucho. En segundo lugar, y este párrafo quisiera dirigirlo a una gran tortuga. Desde Ecuador, gran seguidor del grupo de Jorge Ruiz, y sorprendentemente, seguidor también de mi blog. Sí, lo que habéis leido. Alguien se ha dignado a seguir mi blog! Escalofríante. Este domingo, Iker Jimenez lo analizará en cuarto milenio. Bueno, fuera bromas, Ivan es una gran tortuga, y me gustaría que sirviera como ejemplo de que ¡hay tortugas por todo el mundo! Y son las que le dan sentido a mi blog fuera de España. Miles de gracias. Y por último, nombrar un ejemplo de valentía que me ha llegado al blog. El momento de decidirse a caminar es difícil, de hecho, dicen que los principios nunca fueron buenos. Pero, hace pocos días se decidió. Y me lo dijo, fiel seguidor/a de mi blog, quiso contarme su experiencia. Hasta donde sé, puedo deciros que se ha echado a volar. Y esa persona lo hizo motivada, con el acompañante del que nunca tuvo que prescindir en su viaje: su sonrisa. Es más, ha aprendido que la sonrisa es exclusivamente suya. Depende de su persona. 

Por todo esto, terminaré diciendo varias cosas; por un lado, este blog me esta facilitando conocer a muchas personas, y creerme, resulta magnífico compartir experiencias con gente de todo el mundo. Miles de gracias por facilitármelo. Por otro lado, os animo a todos vosotros a que, si creéis que alguien os está robando la sonrisa, no os engañéis; creéis mal. Reír depende de vosotros mismos, nadie os esta robando nada. Somos propietarios de nosotros mismos, por eso os animo a que no dejéis nunca que vuestra sonrisa esté condicionada por nada ni nadie.

Gracias por leerme, y recordad que sonreír depende de vosotros. No os busqueis excusas para no hacerlo. He visto a niños sin absolutamente nada (ni comida), pero que, sin embargo, al ver un juguete lloraban de felicidad. Espero que os valoréis más. Lo merecéis.

La Tortuga de MN

No hay comentarios:

Publicar un comentario